Trol… Las Leyendas Nunca Mueren


Soy “fansese” de las películas de Trolls, desde aquella producción The Troll Hunter, ya se veía venir un mercado para explotar sobre estos seres muy arraigados en la cultura europea del norte. El trailer se veía espectacular y puedo decir que el filme en su ejecución cumple con creces, el de entretenernos por dos horas, corriendo detrás de este ser abominable.

Cuando un antiguo Trol se despierta en una montaña noruega, un grupo de héroes debe reunirse para intentar evitar que cause estragos mortales. Y es que así de simple es el argumento, es una producción palomera a más no poder, y una muy pero muy buena opción para todo el atiborro navideño de la tv y las plataformas en estas fechas.

Se nota que los creadores de este filme copiaron, no , mas bien calcaron milímetro a milímetro las escenas de una producción estadounidense de este genero, pues tenemos todo lo que hace de estas cintas una mega producción. Tenemos a los Políticos que más que ayudar estorban, tenemos a la amenaza que nadie entiende, tenemos a los militares con su patriotismo y su “miren que machos somos”, así como al equipo de científicos “locos” que nadie les cree pero que terminan salvando la historia y alguna conflicto emocional de la protagonista para darle algo de  “drama” (creo ya fueron muchas comillas seguidas – risas) para que no se sienta esto demasiado palomero.

Independientemente de lo anterior , es una pasada, y se agradece que en otras latitudes también estén generando este tipo de cine comercial, refrescando un poco la ya cansada mirada yanqui.

Una de las cosas que me sorprendió fueron los efectos especiales, y es que tras la propuesta y las dimensiones del ser este, se aplaude que visualmente se vea real, bastante convincente pues es la clave de todo, y más cuando llegan los trancazos.

Creo que Troll sigue abriendo nuevas oportunidades para que mas países ajenos a la meca del cine, se lancen por este mercado que ya esta cansado de las mismas ideas del tío Sam y que ahora cada vez más, las nuevas generaciones prefieren perspectivas de otros rincones del planeta.

No hay mucho que agregar, pues como todas las cintas palomeras, la idea es que te pongas un balde de palomitas y harta salsa enfrente, le des play a la cinta y te dejes ir como Troll en tobogán.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: