Clímax… ¡Aguas Locas!


df

df

Los tiempos que corren dan para que el cine experimente en formas de ejecutar y dirigir historias. Lo curioso es que para muchos desvelar lo que pasa en lo mundano es una forma de llevar al espectador a lo más bajo de la miseria humana. Clímax es este tipo de cintas que si bien trata de mostrar esa oscuridad, por otro lado puedes sentir su pretensión por ser  lo “diferente”, el discurso que escandalice … Aunque en el fondo no lo sea tanto.

La cinta nos cuenta como hace unas décadas en una academia de baile en Francia, un grupo de bailarines profesionales se reunieron, y en su ultima noche de estadía, deciden hacer una gran fiesta. Todo va bien hasta que alguien hace “aguas locas” (risas) y es ahí donde todo se sale de control, dejando ver lo mezquinas que son las personas.

El filme  empieza de forma apabullante, la música es una de las principales protagonistas, pues suena a tope, lo mejor de la escena francesa y retorciendo a la vez cada escena en la que estos jóvenes den rienda suelta sus instintos más primitivos.

La cinta es baile, música, sexo y locura en escena, lo cual logra el director de principio a fin con una decena de secuencias largas y actuaciones improvisadas que hasta la ultima escena no dejan de reventar la pupila del espectador. Hay algo en el ambiente que nos avisa que esto se va a poner raro, sin embargo y fuera de un par de escenas, la cinta es más un juego psicológico de luces y sonido que lo que realmente pasa.

Los bailarines no son más que un puñado de escuincle que drogados no saben ni que hacer con su cuerpo, y es eso lo que el director nos quiere presentar como algo irreverente y que escandalice, pero lo cierto es que se han logrado mejores historias con menos trucos “visuales”.

La banda sonora de esta producción es sublime, una gran recopilación. Es lo más rescatable del filme. La producción en general esta sobrevalorada, por tocar temas de drogas, lesbianismo, sexo, violencia, pero son cosas inocentes si se puede decir, si las comparamos con obras más viejas que exploran a los jóvenes y los han retratado aun más crudos.

Clímax prometía por la parte del baile colectivo, como lo mencione empieza la cinta de forma apabullante, pues en cierta o gran medida buscamos eso, y aunque esta presente en toda la película este elemento, sin duda nos quedan a deber mucho baile colectivo.

Para los puritanos les escandalizará esta producción, pero para quienes hayan visto cine durante años y de todos los géneros, nada nuevo saldrá de aquí. Tal vez una desesperación en la secuencia final por el encuadre de la cámara, que más que ser innovador, es otro truco más para hacer al filme “subversivo”.

En resumen, si has estado en esas pedas donde el alcohol corre, hay gente dándose pericazos y las ganas están al cien, pues eso es Clímax… Solo que con un muy buen DJ (risas).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s