La Boda De Mi Mejor Amigo… Di No A La Piratería


df

df

Oh si, cuando nos enteramos que habría un remake de este clásico del chick-flick, La Boda de mi Mejor Amigo no dábamos crédito de lo que nuestros ojos verían, ósea ¿alguien se atrevía a imitar los pasos de Julia Roberts?. Pues si, hubo alguien que tuvo la idea de hacerlo, tropicalizarlo para México y el resultado es como una piñata, una mezcolanza de cosas.

La película a pesar de todo tiene  producción, se ve que tiene varo la canija y se da el lujo de filmar en zonas muy exclusivas del país. La historia la conocemos todos, por lo cual, para quienes hemos visto la película original (varias veces), es inevitable no estar comparando en todo momento a cada actor con cada personaje, y cada secuencia con cada escena.

Ana Serradilla, trata de imitar varios gestos del personaje de Julia y en ocaciones logra darnos ese personajes (en ocasiones). Mientras tanto Natasha Dupeyrón, ni al caso con el personaje de Camerón Díaz, parece una prometida envuelta en drogas y como si se inyectara cafeína. Y en el caso de Carlos Ferreo, pues no hay mucho que decir, es igual de gris que el actor original.

No se que pensar, pues el esfuerzo es enorme, pero a esta cinta le hace falta frescura. Esta muy acartonada por querer seguir al pie las escenas clave, pero también por que se siente que van corriendo la historia. Como que llevan prisa por proyectar el filme para que no haya tiempo de hacer juicios.

A pesar de hacer una apología a nuestro estilo de vida, lo cierto es que la cinta es un sube y baja. Pues en ocaciones es aburrida o se siente muy forzada. Mientras que en algunas pocas excepciones, logran perfectamente la secuencia, como es el caso del enfrentamiento entre las dos protagonistas en los baños de estadio, ahí si lograron mi atención.

Uno de los momentos más traumáticos es la emblemática escena donde toda la familia esta reunida, y canta “i say a little prayer”, que evidentemente tuvo su contraparte con otra canción de nuestro idioma, que al escucharla entonar en los labios de Miguel Ángel Silvestre, era para reír pero de la pena que daba.

La cinta  tiene momentos genuinos como cuando  Ana Serradilla y Carlos Ferro bailan lentamente en el muelle, esa secuencia quedo genial.

No obstante la producción en general se siente como una película pirata, sabes que no estas viendo el original y solo queda esperar a que los minutos pasen, hasta que las luces se prendan poder salir de la sala. La Boda De Mi Mejor Amigo es una historia que nadie pidió y nadie jamás pensó que pasaría (risas).

Una respuesta para “La Boda De Mi Mejor Amigo… Di No A La Piratería”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s