Christopher Robin: Un Oso Tonto Con Reflexiones Profundas


df

df

Por increíble que parezca Disney logra con esta cinta, elevar por mucho el cuento de Winnie the Pooh y sus amigos. En esta historia tan entrañable, vemos un pase generacional, nostálgico, pero sobre todo una critica y reflexión a los niños que crecieron hace años y hoy forman parte de la fuerza laboral ya como adultos.

Christopher Robin habla sobre este niño que creció, tuvo familia y olvido a sus amigos del Bosque de los Cien Acres. Desde que inicia la cinta nos damos cuenta que estamos ante una pieza con una manufactura muy bien cuidada.

El diseño de arte, la fotografía y la música son parte esencial para este viaje, sencillo pero bastante emotivo. La forma en como se van contando los episodios más importantes de la vida de Christopher lo dicen todo y la forma en como el mismo pierde esa magia.

Un gran acierto del filme es haber hecho a los personajes con efectos CGI y mezclarlo con actores reales, la forma en como los recrearon como si fueran peluches es lo que les da el encanto y hacen que el publico caiga fácilmente.

Sin embargo a pesar de eso, el filme no pretende ser solo una película “bonita”, esta dispuesta a hurgar en los sentimientos de la gente y sacudirlos en la medida de lo posible, que se identifiquen con Christopher.

Winnie the Pooh como sabemos es una historia para niños, que rescata ese espíritu y libertad en esa edad, pero aquí tenemos a un oso tonto con reflexiones bastante profundas sobre la vida, el amor y el tiempo.

La forma en como el personaje de  Ewan McGregor se va reencontrando así mismo en el momento más crucial de su carrera, es lo que nos hace darnos cuenta de las trampas que de adulto nosotros mismos nos ponemos y dejamos de lado la Vida por un “futuro mejor”.

También otro gran acierto es que los personajes sutilmente han crecido en ironía, la escena donde todos van de regreso a Londres para ayudar a Christopher y van jugando, describiendo lo primero que ven, por los comentarios y juegos de palabras que usan, nos dejan ver ese humor negro inteligente y que hace a la sala estallar en carcajadas.

El filme es visualmente una inocentada, pero por dentro es ágil, inteligente y muy conmovedor. La escena en la que Christopher (Ewan McGregor ) abraza a Pooh, sentados en la orilla de un tronco, es la escena más emblemática y bella de la producción.

En conclusión, Disney sorprende con creces con esta propuesta, que aunque es ambientada en décadas pasadas, el mensaje es actual y contundente. Es para un servidor, una de las mejores cintas de este año.

Una respuesta para “Christopher Robin: Un Oso Tonto Con Reflexiones Profundas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s